Cazorla

DESARROLLO SOSTENIBLE FORMA A UN CENTENAR DE NIÑOS Y JÓVENES

María José Lara participó en dos actividades organizadas por la Junta con motivo del Día Mundial de la Educación Ambiental.

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía ha impulsado dos actividades formativas con un centenar de niños y jóvenes dentro del trabajo que lleva a cabo para que la provincia cuente una nueva generación implicada activamente en la conservación del patrimonio natural. La Delegación Territorial de Desarrollo Sostenible ha conmemorado el Día Mundial de la Educación Ambiental con estas iniciativas.

“Implicamos a niños y jóvenes como futuros garantes de un reto común, conservar nuestro patrimonio natural, que es una tarea de todos. La Consejería que dirige Carmen Crespo apuesta por un desarrollo sostenible de los ámbitos rurales, por una Revolución Verde que haga compatible la generación de empleo y oportunidades con la conservación del medio natural privilegiado de esta provincia. Para ello, es necesario formar a las generaciones más jóvenes, para que sientan que son los protagonistas de un futuro más sostenible”, ha destacado María José Lara.

🔸 RÍO GUADALQUIVIR

La jornada ha comenzado con una acción formativa práctica de acondicionamiento y mejora del Río Guadalquivir a su paso por Vadillo-Castril a cargo de cerca de sesenta alumnos del ciclo formativo de “Gestión Forestal y del Medio Natural” del Centro de Capacitación y Experimentación Forestal Vadillo-Castril, situado en el municipio de Cazorla. Los trabajos han contado con una decena de profesores y personal de apoyo y han consistido en la mejora de sendero fluvial, la eliminación de cercados metálicos abandonados, la reconstrucción de pasos, la limpieza general de sus inmediaciones, así como la retirada de los residuos encontrados.

Desde Cazorla, María José Lara se ha desplazado al Puerto de las Palomas, en La Iruela, para mantener una actividad de sensibilización y suelta de aves con alumnos del Colegio Público Rural Alto Guadalquivir a la que también han asistido autoridades locales. El centro ha sido reconocido por Desarrollo Sostenible como Ecoescuela, ya que se implica en diversas actividades medioambientales. Un total de 48 alumnos de Educación, Infantil, Primaria y ESO han sido testigos de la suelta de un ratonero común, un halcón peregrino y un buitre leonado que han vuelto al medio natural tras ser tratados en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) Quiebrajano de Jaén.

🔸 AVES HERIDAS

Las tres aves fueron encontradas heridas por ciudadanos que avisaron al 112 o a los cuerpos y fuerzas de seguridad y entregados, a su vez, a los agentes de medio ambiente encargados de llevarlos CREA. Dos ejemplares fueron hallados en la provincia de Jaén y uno en Málaga. Dos de las aves han sido anilladas antes de volar libres de nuevo.

El ratonero común había ingresado en el CREA jiennense la segunda semana de diciembre de 2021 tras ser localizado por un particular en el camino de la Tortilla de Linares, que lo llevó a la Guardia Civil. Presentaba un traumatismo en la columna vertebral, en la zona dorsal, que le impedía ponerse de pie y utilizar las garras. Tras un tratamiento, comenzó a recuperar su musculatura y su capacidad de vuelo y manejo.

El halcón peregrino ingresó en el CREA El Boticario de Málaga en agosto del 2021. No se observaron lesiones óseas pero el ejemplar estaba muy delgado y no tenía capacidad de vuelo. Se estabilizó de peso y se trasladó el al CREA Quiebrajano de Jaén para recuperar su musculatura en voladero oval, donde se le aplicaron, además, diversos tratamientos de mejora del plumaje y pico.

Por último, se ha soltado un buitre leonado que ingresó en el CREA Quiebrajano en agosto del pasado año procedente del Puente de los Agustinos (Sorihuela de Guadalimar) junto al Charco de la Pringá, con una fractura de ala izquierda en la zona del húmero proximal. Tras un vendaje prolongado durante 28 días, se sometió a sesiones de fisioterapia por anquilosis (retracción del ala). Posteriormente recuperó su capacidad de vuelo a lo largo de tres meses.

El 26 de enero se celebra el Día Mundial de la Educación Ambiental para sensibilizar a las personas sobre la delgada línea que existe entre el progreso, el crecimiento y el desarrollo humano y la conservación y cuidado del planeta. Esta conmemoración se viene celebrando desde el día 26 de enero de 1975, fecha en la que se organizó el Seminario Internacional de Educación Ambiental en Belgrado con la colaboración de más de 70 países.

Botón volver arriba

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
ut elit. ultricies elit. Nullam Lorem lectus mi, id, felis pulvinar